Ir al contenido principal

Carta al año 2024.

(Una actualización de la de 2012) Mira, dosmilveinticuatro, iremos al grano y seremos sinceros contigo: la verdad es que lo tienes muy difícil para que puedas ser recordado como un buen año. Así de entrada, lo mejor que te dicen es que serás "de transición" hacia la desactivación de los importantes conflictos bélicos que sufre el planeta, como los de Ucrania y la franja de Gaza, Burkina Faso, Somalia, Sudán, Yemen… hacia la solución a las desgarradoras migraciones obligadas, hacia el mayor compromiso con la Agenda 2030, hacia la consolidación de la conciencia climática y de las convicciones de igualdad y de progreso, hacia la protección de los más desfavorecidos, hacia el freno a los populismos de todo color… Los más agoreros te presentan como un contenedor de menos libertades, más autoritarismo, menos europeísmo, más endogamia... Pero te aseguro que somos muchos más los que pensamos que es muy pronto para dar la batalla por perdida, si tú estás dispuesto a poner algo de tu parte. Tienes a favor, ni mas ni menos, que eres bisiesto! Verás cual es nuestro plan: se trata de que hagas más largos los días que dediquemos a la solidaridad y a la igualdad y más cortos aquellos en los que pensemos solo en nosotros; más anchas las horas de escuchar y acompañar y más estrechas las de soledad; más grandes las semanas con proyectos generosos e iniciativas productivas y comunitarias y más pequeñas las de los especulativos y las introspectivas; más intensos los meses en los que sean más propicias la música y la poesía y más leves los demás. Tenemos un par de ideas más: se trata de que las quincenas éticas - en las que no haya fraude fiscal ni economía sumergida - tengan más días, y que los minutos más risueños sean más densos y los malhumorados más fluidos. Intenta también que los trimestres de más violencia - de cualquier tipo - tengan solo un mes y más meses aquellos en los que desaparezcan las hambrunas y las dictaduras. Para finalizar, cuida de que el semestre en el que pueda haber más tolerancia y armonía se estire un poco y encoja el que pueda generar más crispación o desigualdad. Sabemos que todo eso te va a requerir un gran esfuerzo, porque los años estáis acostumbrados al "tran-tran" y son toda una innovación estos calendarios variables que te venimos proponiendo, pero piensa en los millones de parados que te lo van a agradecer en todo el mundo, en los que están en riesgo de exclusión, especialmente en los que sufren, por cualquier causa. Déjame que te señale de manera especial a esas niñas y niños desamparados y desconsolados por la pérdida de sus seres queridos en las inhumanas guerras que estamos soportando… Sabemos que un mes corto con semanas anchas y minutos fluidos te pueden dar muchos quebraderos de cabeza. Pero sólo por eso, te lo garantizamos, pasarás a los anales de la historia. Y si además, para todos, conseguimos un año un poco mejor que el que nos describen, será inolvidable en nuestros corazones. Por supuesto, cuenta con todos nosotros para ese proyecto titánico. Saluda a Cronos de nuestra parte. La buena Humanidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Liderar para transformar las organizaciones públicas (2/17)

Sabemos que no todas las personas que ocupan los niveles superiores de las Administraciones públicas, y por ello tienen la máxima responsabilidad en el impulso de su Transformación, incluyen en sus agendas estrategias de Cambio. En ocasiones hemos conocido personas - de extracción política o técnica-, que entienden la situación al estar en la cúspide jerárquica de una organización pública como una “no intervención”, de manera que su máxima aspiración se centra en que, durante su estancia en la institución, todo siga igual que antes , e incluso que continue igual después de su salida. Tanto en los colectivos político como en el técnico, hemos podido encontrar quienes consideran que “merecen” situarse durante una temporada en esos niveles relevantes sin pararse a pensar en si cuentan con la formación, las competencias y la experiencia necesaria para, por ejemplo, dirigir equipos. O si sus ideas y/o convicciones sobre integridad, eficacia y eficiencia, sobre participación, evaluación del

E-tray como enseña

Una de las banderas que me gusta izar, cuando se trata de zarpar para combatir la discriminación social y la ineficiencia de las periclitadas pruebas de selección de personas empleadas públicas en España, preferentemente basadas en la memoria, es la bandera de e-tray. “ Bandeja de entrada ”, e-tray, es una de las pruebas que utiliza la European Personnel Selection Office ( EPSO ). Antes de compartir [1] que es y para qué sirve la “bandeja electrónica” conviene recordar que EPSO, que dirige desde hace cerca de un año Minna Vuorio, ex directora del Consejo de la Unión Europea , está al servicio de las instituciones de la UE y “su función es facilitar unos procedimientos de selección eficientes, eficaces y de gran calidad, que permitan contratar a la persona adecuada , para el puesto de trabajo adecuado, en el momento adecuado”.   Da servicio a, entre otros, al Parlamento Europeo, el Consejo, la Comisión Europea, el Tribunal de Cuentas, el Servicio Europeo de Acción Exterior, el Com

De competencias políticas, elefantes y cacharrerías.

Hace casi 3 años publiqué “Ante los retos de las grandes transformaciones, ¿qué esperamos las personas directivas públicas de las decisoras?” [1] artículo en el que se defendía que las personas decisoras – las personas dedicadas a la política en puestos de toma de decisiones - debían responder a nueve expectativas : que sean ejemplares, que sean integradoras, que sepan liderar, que sean innovadoras, que tengan visión estratégica, que prioricen y rindan cuentas, que sepan comunicar y estar comprometidos con la transparencia, que cuenten con las y los mejores para generar valor público, que conozcan y respeten los valores de lo público e institucionales . La que he colocado ahora en último lugar iba entonces la primera y especialmente hoy sigo pensando que ese es su lugar, aunque lo haya alterado aquí precisamente y solo para resaltarla, porque ese es el eje de estas líneas. Entonces defendía, y lo sigo haciendo, que las y los líderes políticos, son personas generosas que atiend