Ir al contenido principal

Hacia un estudio de la Calidad de Gobierno

Un antiguo compañero del Ajuntament de Calvià, Sebastián Lora, maestro, geógrafo y experto en Comunicación,  y yo, hemos hecho un  trabajo para incluir en la memoria del CES de Illes Balears, titulado “Hacia una evaluación de la Calidad de Gobierno de las instituciones. El caso de las Illes Balears” consistente en una encuesta de 15 ítems a las mayores instituciones de las isla, convencidos de que identificar y compartir las buenas prácticas de gestión pública es un ejercicio que contribuye a la mejora de la calidad institucional y con ello, al buen desarrollo de las políticas y de la prestación de los servicios públicos. Nos lo ha publicado Wolters Kluwer en el “Especial Directivos”.

De los 15 ítems, se han detectado espacios sobre los que estaría bien desarrollar iniciativas de estímulo, como las relativas a los ítems 9, "Un sistema de integridad que incluye un código de conducta para el resto de personal"; 10, "Un sistema de integridad que incluye la protección de los denunciantes de situaciones de abuso o corrupción"; y12, "Un sistema de evaluación de políticas públicas", preferentemente, pero también sería necesario alguna iniciativa en los ítems 1, "Un plan de administración electrónica"; 14, "Sistema de gobernanza que incluya el esquema multinivel" y 15, "Sistema de gobernanza que incluya el esquema público privado y la sociedad civil".

Las instituciones que contestaron a la invitación de participar en el informe fueron los Consells Insulars de Menorca, de Eivissa y de Mallorca, los Ayuntamientos de Eivissa, de Esporles, de Manacor, de Palma, de Calvià, y Delegación del Gobierno de España en Illes Balears.

#EspecialDirectivos de @WK_Legal  

 Revista Especial Directivos 1805, No 1805, 1 de sep. de 2021, Editorial Wolters Kluwer

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iceta, DPP y algunas cosas más.

Dado el punto al que ha logrado llevarnos la estrategia partidaria de algunos y mediática en general, de polarización , populista o trumpista, o como la queramos llamar, se ha convertido en algo peligroso defender alguna iniciativa que venga de cualquier zona de la política o incluso, tan solo, comentar que no está tan mal esta o aquella propuesta o este o aquel “clima”, o que se percibe cierto cambio a mejor… Hemos visto como el catedrático y maestro Carles Ramio ha optado por corregirse tras su entrada “Ahora es el momento de la gran transformación. Algo está a punto de suceder en la administración”, en la que decía “No puedo dejar de tener la intuición (que es la magia de los profesionales) que algo está a punto de suceder. Por primera vez en unos treinta años de carrera profesional noto en el ambiente aires de cambio en materia de gestión pública. Hay un extraño ambiente de calma que es el preludio de una tormenta. De la tormenta eternamente esperada: la reforma de la Administra

El nuevo rol de las factorías de (trans)formación

Me llega “Presente y perspectivas de futuro de la formación y el aprendizaje en las Administraciones Públicas. Comunidad de formación de INAP social” una obra de inap innova que simboliza esa idea que intento vender por donde puedo de que, a las escuelas e institutos de formación de las AAPP, las dejen convertirse del todo – a algunas casi nos les falta nada – en las “factorías de (trans)formación” públicas que tanto necesitamos, libres de los corsés burocráticos que asfixian. El trabajo de los y las increíbles – por muchas causas - Jesús Martínez Marín, Diana Prieto Pérez, Carmen Seisdedos Alonso en mas de 260 páginas del libro, aparenta un recorrido por su actividad como dinamizadores de la Comunidad de formación de INAP social, pero va mucho más allá. Con las aportaciones de Jordi López y de José Antonio Latorre , dos de los mejores gestores de formación de nuestras AAPP, dibujan un escenario que reúne todos los valores y muchas de las orientaciones necesarias para (trans)form

Empujadores

  Esta tarde he tenido una muy interesante video reunión con buenos amigos expertos en formación / aprendizaje de empleados públicos y de directivos, y con expertos en gestión pública y empresarial, de muy diversos territorios, además, para analizar las posibilidades de impulsar una unión de esos elementos dinamizadores para la transformación con la que soñamos. En un momento, me ha parecido escuchar – la conexión a veces no era buena - que uno de ellos utilizaba el término “ empujadores ” para describir a quienes nos dedicamos a intentar cambios profundos en el mundo público. Y me ha parecido una denominación muy adecuada, por lo que tiene de parte manual – un poco menos del nivel de “artesana” - de la operación a la que nos dedicamos. Y entonces me he acordado de los “ oshiya ” del metro de Japón – hace tiempo casi una atracción turística en algunas líneas de Tokio, como Keio o Marunouchi, para quienes se acercaban temprano en días laborables –, o de sus antecesores del metro